LYX · Centro de Urología Médico Quirúrgico (+34) 91 513 49 50 · 91 170 46 36

Biopsia de Prostata

¿Qué es la Biopsia de Prostata?

La Biopsia de Prostata es el diagnóstico estándar del cáncer de próstata (CP), que se ha venido realizando hasta el momento es mediante la biopsia transrectal eco-dirigida (BTE) en varones que presentan riesgo, es decir, aquellos con un PSA elevado (>4 ng/dl) o tacto rectal anormal. Con aproximadamente 8 a 12 cilindros de la biopsia se muestrean diferentes áreas de la próstata. Esta técnica presenta importantes limitaciones:

  • La BTE se lleva a cabo “a ciegas”, sin guía de imagen para dirigir al especialista a las zonas de sospecha. Como resultado, las áreas que están fuera de su alcance, como la próstata anterior y el ápex, se muestrean poco o nada.
  • Aumenta la detección de tumores sin significación clínica -bajo riesgo o muy bajo riesgo- que nunca podrían haber causado al hombre daño o muerte relacionada con la enfermedad, pero que su tratamiento puede causar importantes efectos secundarios.
  • Cuando se hace un diagnóstico de CP utilizando esta técnica, la información sobre la dimensión y la ubicación exacta de la enfermedad, no se pueden determinar con precisión.
  • El riesgo de infección no es despreciable, al realizarse el procedimiento a través del recto. Un estudio reciente señala que el 5,5% de los pacientes que se sometió a esta prueba sufrió fiebre y el 4,8% de ellos tuvo que ser ingresado una media de tres días.

¿Quién puede beneficiarse de una Focalyx Bx?

Los hombres con sospecha de CP y una BTE anterios negativa; muchos varones se someten a más de una BTE si permanece la sospecha de CP, a pesar de un resultado anterior negativo. Esto es particularmente relevante en aquellos con una lesión sospechosa en la zona anterior, en los que el diagnóstico no se habría hecho con la BTE, independientemente del número realizado, debido a la localización de la lesión en la glándula (de difícil acceso por vía transrectal). La técnica de biopsia transperineal permite el muestreo de estas áreas de peor acceso, de una manera más sencilla y directa.

Asegurar, mediante re-biopsia de alta precisión, la condición de enfermedad de bajo riesgo en hombres que deseen someterse a vigilancia activa; los varones diagnósticados con enfermedad de bajo riesgo en la biopsia estándar BTE pueden optar por someterse a un período de vigilancia activa. Una biopsia transperineal Focalyx Bx® de targets objetivos o muestreo de la glándula hasta cada 5 mm, permite confirmar o no, la condición de bajo riesgo antes de la iniciación de esta opción de tratamiento.

Una vez confirmado el diagnóstico de CP, en pacientes que cumplan criterios para ello, la fusión es útil para la planificación de la terapia focal; la biopsia transperineal de próstata con plantilla puede proporcionar un mapa exacto de la dimensión y ubicación de la enfermedad. Los resultados de la biopsia podrían guiar la terapia focal o dirigida a la lesión tumoral con la confianza que el tejido no tratado no contiene enfermedad clínicamente significativa.

biopsia de prostata

¿Cómo es el proceso del tratamiento?

PASO 1: Todo comienza ante una sospecha razonable de que el paciente puede padecer un CP, basado en datos clínicos (elevación de PSA, tacto rectal sospechoso, antecedentes familiares de CP, o resultados sospechoso en nuevos test diagnósticos, 4KScore, Phi-Index, etc.).PASO 2: El proceso debe comenzar por realizar al paciente una RMN multiparamétrica (Focalyx® Dx). Si en este estudio se informan lesión o lesiones sospechosas se debe ofrecer al paciente la realización de una biopsia prostática guiada por fusión de imagen RMN-ECO (Focalyx® Bx).

PASO 3: Nuestro equipo urólogo/radiólogo evalúa las imágenes e identifica el área de interés o zona sospechoso de tumor. A continuación se debe segmentar o introducir la silueta de la próstata en un sistema informático -software de fusión- para facilitar la superposición de ambas siluetas, la de RMN y la de la ecografía. Es necesario un software especial que puede reconocer ambos tipos de imágenes, asignar “coordenadas” para cada tipo, combinar y registrar las imágenes, coordenada por coordenada.

Esto se conoce como registro de imágenes o co- registro, y superpone a la imagen ecográfica obtenida “en vivo”, a la imagen de RMN estática, obtenida previamente.

El resultado es una imagen sintética en 3D de la glándula del paciente es muy exacta, y es capaz de localizar a modo de GPS las lesiones sospechosas, con un precisión o variación menor a 2mm. La imagen 3D final puede ser manipulada en la pantalla del ordenador por lo que el urólogo puede ver desde todos los ángulos, además el área sospechosa a biopsiar se resalta en la imagen con un color diferente, incluso ayuda al urólogo al introducir la aguja de biopsia en la posición más favorable para conseguir alcanzar la lesión.

PASO 4: Bajo sedación, se realiza biopsia por vía perineal de los objetivos o áreas sospechosas, y/o de las diferentes regiones anatómicas prostáticas, dependiendo en cada caso. Este tejido se envía para análisis anatomopatológico y unos días después se conoce su resultado, para plantear una estrategia de tratamiento, de común acuerdo con el paciente.

Más información sobre la Biopsia de Prostata

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar