LYX · Centro de Urología Médico Quirúrgico (+34) 91 513 49 50 · 91 170 46 36

Cirugía de Mínima Invasión (Laparoscopia y Robótica)

Cirugía laparoscópica avanzada y asistida por Robot


Son muchos los avances tecnológicos de los que dispone la Medicina y la Cirugía de nuestros días, entre ellos destacan los que causan una menor agresión sobre el paciente, conocidos como terapias mínimamente invasivas. La CMI es considerada como uno de los avances científicos más destacados de los últimos 10 años. En una época en que los avances tecnológicos son imparables, en CUMQ disponemos de especialistas en cirugía mínima invasiva (CMI) en urología. Cirugía laparoscópica convencional, laparoscópica avanzada-3D, minilap-puertos 3mm, así como la Cirugía Laparoscópica asistida por Robot (da Vinci).

El término laparoscopia se le da a un grupo de operaciones realizadas con la ayuda de una cámara colocada en el abdomen. La Cirugía Mínimamente Invasiva (CMI) puede ser aplicada en multitud de especialidades médicas ya que se trata de un concepto global. Además, enmarca amplitud de técnicas incluyendo la endoscopia o la cirugía laparoscópica y percutánea, así cómo la cirugía robótica. La cirugía por laparoscopia presenta varias ventajas técnicas que proporcionan el máximo beneficio terapéutico junto a la reducción de la agresión operatoria, aplicables a cualquier procedimiento. Es decir, es una cirugía menos dolorosa, de menor sangrado, con menos complicaciones y con una recuperación más rápida.

Principales ventajas:

  • Disminución del dolor postoperatorio al no existir una incisión quirúrgica importante y porque se reduce el trauma en los tejidos sanos.
  • Menor riesgo de infección. Las heridas quirúrgicas son más pequeñas por lo que cicatrizan rápidamente y rara vez presentan complicaciones. Además, su tamaño mínimo producen un menor impacto “estético”.
  • Menor posibilidad de sangrado quirúrgico y de la necesidad transfusional durante la intervención.
  • Rápida recuperación. Hay una disminución del tiempo postoperatorio y de la estancia hospitalaria, volviendo antes a la vida activa.

Nuestro equipo posee una amplia experiencia en procedimientos laparoscópicos ofreciendo un abordaje global, personalizado y ofreciendo una cirugía laparoscópica avanzada en:

laparo_01Los procedimientos que se realizan por técnicas mínimamente invasivas incluyen:

  • Prostatectomía radical laparoscópica por cáncer de próstata
  • Nefrectomia parcial o radical laparoscópica por cáncer de riñón
  • Cistectomía radical laparoscópica por cáncer de vejiga con reconstrucción intestinal (neovejiga)
  • Pieloplastia laparoscópica por estenosis de uréter
  • Suprarrenalectomia laparoscópica por patología adrenal
  • Cirugía reconstructiva por laparoscopia

Otros:

  • Criocirugía del riñón
  • Resección de quistes del riñón
  • Nefropexia
  • Cirugía del riñón en herradura
  • Cirugía ureteral
  • Cirugía de la litiasis del uréter
  • Re-implante del uréter por reflujo
  • Cirugía para la incontinencia femenina
  • Prolapso vaginal
  • Linfadenectomía pélvica
  • Testículos no descendidos
  • Enterocistoplastia
  • Linfadenectomía retroperitoneal por cáncer de testículo

La laparoscopia es la alternativa mínimamente invasiva a la cirugía abierta convencional en la que una pequeña cámara llamada laparoscopio es utilizada para ver dentro del abdomen. De esta forma, el laparoscopio transmite la imagen de los órganos internos a un monitor de televisión a través del cual el cirujano pueda guiarse para realizar diferentes procedimientos quirúrgicos. El laparoscopio magnifica la imagen varias veces respecto al tamaño real, permitiendo una mejor visión de los órganos abdominales.

¿Cómo se realizan los procedimientos laparoscópicos?


La cirugía laparoscópica es mínimamente invasiva ya que solo se requieren 3 o 4 pequeñas incisiones (orificios de 0,5 a 1 cm.) en lugar de una herida de 15 a 20 cm. Por estas pequeñas incisiones se introducen los instrumentos con los que se opera.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía laparoscópica?


Como en todos los procedimientos quirúrgicos, existe un riesgo de complicaciones. El médico hará una completa valoración para saber si el procedimiento es apropiado para cada paciente. Sin embargo, en un pequeño porcentaje de casos, existe la posibilidad de convertir la cirugía laparoscopica en un procedimiento abierto convencional. Las razones que llevarían a la conversión de una cirugía laparoscópica en una cirugía abierta pueden ser:

  1. Una complicación importante durante la intervención.
  2. Si la intervención no está procediendo como al cirujano tenía previsto que sucediera.

Su cirujano comentará en detalle con usted los riesgos potenciales previamente a la cirugía.

¿Todos los pacientes son candidatos a la cirugía laparoscópica?


Hay que hacer notar que no todos los pacientes son candidatos a la cirugía laparoscópica. Cada persona presenta unas circunstancias únicas que tienen que ser consideradas individualmente.

Algunas características que pueden dificultar o contraindicar la cirugía laparoscópica son: Enfermedad pulmonar obstructiva crónica severa, cirugías previas, obesidad mórbida, entre otras.

Laparoscopia vs Cirugía Abierta


Laparoscopia
Cirugía Abierta
Incisión
3 o 4 pequeñas incisiones (< 1,5 cm.) en el abdomen
Una incisión de 10-20 cm. en el abdomen; puede ser necesaria la escisión de una costilla
Estancia en el Hospital
1 a 3 días
3 a 10 días
Recuperación
Menos sangrado. Mejor cicatrización. Menos dolor
Cicatriz grande. Más dolor
Retorno a una actividad normal
2 a 4 semanas
8 a 12 semanas