Lyx · Centro de Urología Médico Quirúrgico (+34) 91 513 49 50 · 91 170 46 36

Infertilidad

¿Qué es la infertilidad masculina?

La infertilidad masculina se refiere a cualquier enfermedad en la que el hombre afecte de manera adversa las posibilidades de iniciar un embarazo. Lo más común es que estos problemas surjan cuando el hombre produce espermatozoides mal desarrollados o, en situaciones graves, no los produzca.

Infertilidad Masculina

La infertilidad afecta al 10-20% de las parejas en edad fértil. La causa suele ser en un 40% masculina, 40% femenina y un 20% ambas o desconocida. En este campo ofrecemos las siguientes coberturas:

  • Diagnóstico del varón infértil:
    • Exploración Física
    • Análisis de semen (Seminograma)
    • Perfil Hormonal
    • Análisis genéticos. Cariotipo
    • Deferentografía
    • Ecografía Transrectal de Vesículas Seminales
    • Ecografía Doppler Escrotal
  • Tratamiento quirúrgico:
    • Corrección Microquirúrgica del Varicocele
    • Biopsia Testicular con Microaspiración y criopreservación seminal (Coordinación con el Servicio de Reproducción Asistida) para realización de ICSI (Inyección espermática intracitoplasmática)
    • Técnicas Microquirúrgicas de reversión de la vasectomía (Vaso-Vasostomía, Epidídimo-Vasostomía y Túbulo-Vasostomía)
    • Resección Transuretral del Conductos Eyaculadores

La infertilidad es un problema común pero complejo que afecta aproximadamente al 15 por ciento de las parejas que intentan tener hijos. En más de un 50% de las parejas que tienen dificultades en quedar embarazadas, el problema está al menos en parte relacionado con cuestiones reproductivas del hombre. Es esencial que los hombres se asesoren para determinar las causas tratables y las no tratables de esta enfermedad.

Afortunadamente, con los procedimientos actuales de alta tecnología y los potentes fármacos disponibles, un diagnóstico de infertilidad simplemente puede significar que el camino hacia la paternidad sea un desafío pero no una imposibilidad.

¿Qué causa la infertilidad masculina?

El médico le preguntará acerca de cualquier factor, entre los que se incluyen posibles defectos estructurales o de otra naturaleza en el sistema reproductor, deficiencias hormonales, enfermedades e incluso algún traumatismo que pueda estar afectando su fertilidad. La investigación se centrará en la mayor combinación posible de factores, entre los cuales los más comunes son:

  • Trastornos de los espermatozoides: Los problemas con la producción y el desarrollo de los espermatozoides son los más comunes de la infertilidad masculina. Los espermatozoides puede no estar completamente desarrollado, puede tener forma anormal o ser incapaces de moverse. O, puede ocurrir que los espermatozoides producidos sean normales pero que la cantidad producida no sea suficiente (oligospermia) o que directamente no se produzca (azoospermia).
  • Varicocele: Son venas escrotales dilatadas que están presentes en un 16 por ciento de los hombres pero que son más comunes en los hombres infértiles (40 por ciento). Inhiben el desarrollo de espermatogonias porque evitan que haya un flujo adecuado de sangre. Los varicoceles son fácilmente detectables con un examen físico, ya que las venas se presentan marcadamente al tacto como una bolsa de gusanos. También pueden ser lo suficientemente grandes y retorcidos como para ser visibles en el escroto. Esta es la causa corregible más común de infertilidad masculina.
  • Eyaculación retrógrada
  • Infertilidad inmunológica: Está causada por la respuesta inmunológica del hombre a su propio esperma, los anticuerpos normalmente son el resultado de lesiones, cirugías o infecciones.
  • Obstrucción: Las obstrucciones bloquean el pasaje normal del espermatozoides y pueden deberse a una variedad de factores, como ser infecciones repetidas, cirugía previa, inflamación u otros problemas de desarrollo. Cualquier porción del tracto reproductor masculino, como los vasos deferentes o el epidídimo, puede quedar obstruida y de esa manera evita el transporte normal del espermatozoides desde los testículos a la uretra, por donde sale del cuerpo durante la eyaculación.
  • Hormonal: Responsables de estimular a los testículos para que produzcan espermatozoides, las hormonas de la glándula hipófisis tienen una participación importantísima en la fertilidad. Por lo tanto, cuando los niveles de hormonas son extremadamente bajos, el resultado puede ser un bajo desarrollo de los espermatozoides.
  • Genética: La genética tiene una participación central en la fertilidad. La presencia de anormalidades en la cantidad de cromosomas y en su estructura, así como partes faltantes en el importante cromosoma Y que está presente en los hombres normales, también pueden tener un impacto sobre la fertilidad.

¿Cómo se diagnostica la infertilidad masculina?

El proceso comienza con una historia clínica completa y el examen físico, y normalmente se continúa con análisis de sangre y de semen (seminograma). A partir de una muestra de semen, el médico podrá evaluar factores – volumen, recuento, concentración, movimiento e incluso estructura – que puedan facilitar o dificultar la concepción. Si el análisis de semen presenta niveles bajos de espermatozoides, o incluso ausencia del mismo, esto no necesariamente indica infertilidad absoluta.Puede ser necesario realizar una biopsia testicular cuando el análisis de semen es anormal y el médico todavía no pudo determinar la causa. Este estudio se realiza en un quirófano bajo anestesia general o regional a través de un pequeño corte en el escroto. Se extrae una pequeña porción de tejido de cada testículo para evaluación bajo el microscopio.

Además del análisis de semen, el médico puede solicitar la realización de un perfil hormonal para determinar la capacidad de producción de los testículos y para descartar enfermedades graves. Por ejemplo, la hormona folículo estimulante (FSH) es la hormona hipofisaria responsable de estimular a los testículos para producir espermatozoides. La presencia de niveles altos pueden indicar que la glándula hipófisis está intentando estimular a los testículos para que produzcan espermatozoides y éstos no están respondiendo.

¿Cómo es el tratamiento de la infertilidad masculina?

El tratamiento de la infertilidad masculina dependerá del problema específico. En los casos severos no hay tratamiento disponible. Sin embargo, muchas veces hay una combinación de medicamentos, abordajes quirúrgicos y técnicas de reproducción asistida (TRA) que se pueden utilizar para superar muchos de los problemas de fertilidad subyacentes. Las opciones son:

  • Cirugía: Para reparar venas escrotales dilatadas (varicoceles) normalmente se recurre a una cirugía menor (varicocelectomía- Tratamiento microquirúrgico varicocele) sin necesidad de internar al paciente (UCSI). Hay estudios que demuestran que la reparación de estas venas dilatadas mejora el movimiento de los espermatozoides, así como su concentración y estructura. En algunos casos, la obstrucción que genera la infertilidad también puede corregirse quirúrgicamente.
  • Medicamentos: Mientras que los fármacos son un recurso clave para corregir la eyaculación retrógrada y la infertilidad inmunológica, el tratamiento hormonal con fármacos como el clomifeno o la gonadotrofina pueden ayudar a corregir los desequilibrios endocrinos.

Si estas técnicas fracasan, los especialistas en fertilidad pueden recurrir a una variedad de otras técnicas de reproducción asistida de alta tecnología que promueven la concepción sin relaciones. En función del problema, el médico puede considerar la realización de:

  • Inseminación intrauterina (IIU)
  • Fertilización in vitro (FIV)
  • Inyección intracitoplasmática de espermatozoide (IICE)

Para más información, contacta con nosotros sin compromiso